Letizia Ortiz y el que fue su secreto mejor guardado

A propósito de la próxima Boda Real este fin de semana en Estocolmo , donde contraerán matrimonio la Princesa Victoria de Suecia, y su prometido el empresario Daniel Westling, son muchos los artículos sobre Enlaces Reales que se publican, disparándose las comparativas entre novias Princesas, Herederas o no.
 
Hay quien dice que el vestido de novia es uno de los secretos mejor guardados por una mujer y en el caso de las Princesas no es menos cierto.
 
Sobre este tema, ABC publica hoy en su edición de la red, un completo artículo en el que se describen los “secretos mejor guardados” de las últimas protagonistas de Enlaces Reales, entre los que se encuentra, como no, el de Letizia Ortiz , Princesa de Asturias en su Boda Real con el Príncipe Felipe.
 
Príncipe Felipe y Letizia Ortiz el dia de su boda
 
Reproducimos a continuación un fragmento del artículo en la parte que se refiere a Letizia Ortiz, con un enlace directo al artículo original completo donde pueden verse las referencias de otras Princesas europeas.
  
Detalladísima y exhaustiva descripción del equipamiento de boda de Letizia Ortiz
 
“… Manuel Pertegaz fue el encargado de vestir a la futura reina de España.
Doña Letizia, con un recogido y maquillaje suave, lució un traje de regio y de aire mediaval de corte continuado desde los hombros al suelo.
La cola era de cuatro metros y medio y el velo, regalo del Príncipe de Asturias, era de tul de seda natural con bordados de flor de lis y la espiga, símbolos de la Monarquía y la fecundidad.
El escote en pico y cuello chimenea o "corola" iba bordado en hilo de plata y oro hilado. al igual que el escote de la espalda, las manoplas de las mangas por ambas caras y el delantero, de abajo arriba, y bordeando el orillo del bajo de la falda. La formal piramidal del delantero del traje se repite en el centro de la cola, mucho más alta y ancha, con un bellísimo bordado alegórico de motivos heráldicos: la flor de lis floral, la flor de lis heráldica, las espigas de trigo, los tréboles y los madroños, realzando todo el conjunto.
El tejido del traje de novia, una faya de seda natural tramada con hilos de plata fina volteada a tres cabos, del que se han utilizado de quince a dieciocho metros, es una creación de la firma valenciana Rafael Catalá.
El velo era una pieza exquisita de forma triangular de tres metros de largo por dos de ancho. Era de tul de seda natural, color blanco roto y sobre él iban bordados a la aguja, siguiendo técnicas del siglo XIX, roleos y guirnaldas que mezclaban la flor de lis y la espiga.
Doña Letizia llevaba sujeto el velo con una diadema prusiana de estilo imperio, de platino y brillantes, perteneciente a la Reina, que la lució el día de su boda con Don Juan Carlos en Atenas y la ha llevado en varias celebraciones familiares -como su puesta de largo- y ceremonias oficiales.
La Princesa de Asturias lució, además, unos pendientes, regalo de los Reyes, de platino con seis diamantes talla pera de 2,44 quilates, junto con otros cuatro talla brillante de 1,22 y 4,54 quilates.
El enorme ramo que llevó la esposa de Don Felipe tenía forma de cascada y mucha simbología, ya que está compuesto por lirios, como emblema de los Borbones; rosas, la flor de mayo; azahar, en honor de la Condesa de Barcelona y de Doña María de las Mercedes, primera esposa de Alfonso XII; flor de manzano, en homenaje al Principado de Asturias y que es también el atributo de Nuestra Señora de Atocha, y espigas de trigo, símbolo de la fecundidad, esperanza y alegría, y que también son atributo de Nuestra Señora de la Almudena, San Isidro Labrador y la castiza diosa Cibeles. “
 
 
 
 
Pinterest

Deja un comentario